Reviews

   Latinoamerica

 

 

Mexico

Kimball Wheeler: el firme paso de la música coral a los "lieder" de Strauss

No es com ún observar el desempeño de una mezzosoprano wagneriana sobre el foro del Teatro del Estado. Menos aún cuando se trata de una cantante a quien respalda una hoja curricular como la de la Kimball Wheeler. Haber sido integrante de agrupaciones corales tan importantes como la Roger Wagner Choral y Gregg Smith Singers, asi como parte del Waverly Consort, aquel notable conjunto de música antigua que estrenó en México. Las cantigas de Santa Maria de Alfonso el Sabio, no es suficiente para los alcances artísticos de la maestra Wheeler, y la historía reciente indica que aquellos inicios apenas marcaron el despunte de una voz que hoy se muestra enriquecida con el paso del tiempo, independientemente de la ventaja que le significa poseer una personalidad capaz de imponerse, con su sola silueta, de manera rotunda sobre el escenario.

Ella misma ha comentado, en entrevista para Radio Universidad Veracruzana, que su voz registró el paso del tiempo de una manera sumamente provechosa para sus objetivos. Su timbre se hizo maduro y con más "pasta", lo que le capacitó para cumplir con las exigencias de un repertorio que supone un mayor nivel de expresividad y potencia, como es el de la ópera alemana. No es extraño, entonces, que el repertorio de Kimball Wheeler se nutra de personajes surgidos de los inmensos dramas escénicos de Richard Wagner, como Brangania de Tristán e Isolde , Fricka de Das Rheingold y Ortruda de Lohengrin ; de las incursiones a tormentosas interloridades hacia el yo femenino por Richard Strauss en Salomé y de los duros personajes de Lulu y Wozzeck del austriaco Alban Berg, algo tan distante de las posibilidades de las cantantes nacionales como de los foros operisticos caseros.

Pero, a la dureza el arte suele contraponer dulzura, como es posible corroborar en le escena final de la Elektra de Strauss -- el triunfo de un deleite criminal llevado hasta el paroxismo demente, y si en este drama el autor logra tan disímbola como alertunada combinación de dureza y dulzura, las canciones del mismo Strauss apenas podían separarse de semejania linea de creatividad.

En las Cinco canciones (del los opus 41, 27, 10 y 56) interpretadas con la Sinfónica de Xalapa dirigida por Jorge Mester, Wheeler nos ha mostrado por qué los elementos extramusicales deben ser observados de manera minuciosa para que se conviertan, en si, complemento de la creatividad artitstica. Y si la interpretación de la mezzosoprano resultó tan satisfactoria como conmovedora en repetidos momentos, sobre todo en la última canción, Die Herlingen drei Könige, ha sido no solo por su dicción intachable y su musicalidad absoluta, sino también por la presencia de una mujer extraordinariamente bella, de rasgos faciales cuyos suaves ángulos revelan la amabilidad de un carácter moldeado por su roce permanente con el arte.

La presencia de Kimball Wheeler ha sido, para el melómano jalapeño, una experiencia aleccionadora: Portadora de un arte tan escasamente común entre nosotros que nos es, de hecho, desconocido (¿ recuerda usted a otra mezzosoprano mexicana además de Estrella Ramirez, Encarnación Vázquez y Martha Félix?), nos ha traído su competente recreación de las canciones de Strauss con su lirismo de gratísimo timbre, con sus naturales aptitudes para reflejar correcta y apropiadamente el espíritu estético de este maestro alemán.

Jorge Vázquez Pacheco


Clic the year to see more Mexico reviews

1999

2001

2006

2007

2008


Buenos Aires


[Home Page]  [Biography]  [Photo Gallery] [Reviews] [Discography]  [Performance history]